"> Los Tours 360º para inmobiliarias han llegado para quedarse

Los Tours 360º para inmobiliarias han llegado para quedarse

Los Tours 360º para inmobiliarias han llegado para quedarse

El mundo se encuentra en constante evolución. Normalmente  esto ocurre poco a poco; a veces cambia a pasos agigantados. A veces estos cambios son tan importantes que una vez han llegado nos cuesta concebir que unos años antes el mundo fuera de otra manera: pensad por ejemplo en los smartphones, y en cómo afectan a casi todo lo que hacemos. Pues bien, un cambio está ocurriendo en el sector inmobiliario, y aunque no va a tener tanto impacto como la irrupción de nuestro querido smartphone, los tours 360º están cambiando y para siempre la manera que tenemos de vender, comprar y arrendar inmuebles. 

Qué son los tours 360º o visitas 360º

Las visitas 360º ocupan un puesto propio en una serie de desarrollos tecnológicos recientes que a menudo se confunden entre sí y que vamos a desglosar:

  • Realidad Virtual: consiste en mostrar de manera inmersiva escenarios artificiales creados de manera digital, lo que vendría a ser diseñar una estancia en 3D y hacer sentir al espectador que está en ella mediante un dispositivo (como gafas de realidad virtual).
  • Realidad Aumentada: combina elementos digitales con el entorno real del usuario, por ejemplo, algunas tiendas on-line se sirven de esta herramienta para mostrarte cómo va a quedar en tu salón el mueble que estás a punto de comprar, integrando un diseño de dicho mueble en 3D en la imagen a tiempo real que obtiene de tu salón a través de tu smartphone. Una de las grandes estrellas de la realidad aumentada fue el juego Pokémon Go, que ayudó a popularizar este tipo de contenido en 2016.

 

Realidad aumentada en pokemon go

Ejemplo del uso de realidad aumentada, gracias a la cual cun Pokémon y un perro pueden compartir paseos por el parque.

 

  • Contenido 360º: Puede ser en forma de fotos, vídeo o tours virtuales, como las visitas virtuales de las que hablamos, y se limitan a capturar y mostrar lugares y escenas reales, en 360º. Su captura se realiza con cámaras especiales (dos o más cámaras que después combinan las imágenes en un sólo archivo), y que requieren de cierto procesado posterior para formar la vista en 360º. Se diferencia de la realidad virtual o la realidad aumentada en que no hacen uso de elementos diseñados digitalmente, es únicamente una manera relativamente nueva de mostrar la realidad.

Los tours 360º o visitas 360º son términos utilizados para nombrar una variedad de técnicas que ofrecen distintos resultados, pero que en su mayoría conllevan la toma de imágenes 360º y su posterior conexión punto por punto para ofrecer al usuario algo cercano a una visita real del entorno y su navegabilidad.

Las ventajas de los tours a distancia en el contexto del mercado inmobiliario

Las visitas 360º son una tendencia acelerada por el coronavirus.

El coronavirus ha cambiado nuestra forma de vivir, por lo menos temporalmente. Algunos de estos cambios probablemente se reviertan con el tiempo. Otros, los que sí nos han empujado a buscar mejores soluciones a nuestra vida corriente, tienen muchas papeletas para quedarse. Este es el caso de los tours 360º para inmobiliarias. Y es que este tipo de contenido ya existía y su uso no era ni mucho menos una excentricidad, pero en tiempos de confinamiento, se ha hecho casi indispensable para enseñar una casa. Es realmente la forma más completa de enseñar una casa con total seguridad frente a la COVID-19.

Y es una herramienta tan útil y que proporciona tal valor añadido que quienes hayan abrazado este método durante la pandemia no van a querer volver atrás.

El Tour 360º ahorra tiempo al agente y al comprador.

Uno de los principales valores añadidos de estas visitas es que ahorran muchísimo tiempo tanto al cliente como al vendedor, ya que no es necesario que ninguno de los dos se desplace para realizar una visita presencial. Además, con un mismo tour se puede enseñar la casa a infinidad de compradores.

La visita 360º da una imagen global de la casa.

Uno de los principales problemas de la fotografía inmobiliaria tradicional es que, si bien las estancias pueden ser retratadas sin mucho problema, a menudo el interesado carece de una visión global de ésta: no sabemos si estamos viendo el mismo dormitorio que en la foto anterior desde otro ángulo o es una habitación diferente; no sabemos exactamente qué puerta lleva a qué estancia, ni si la habitación que estamos viendo se encuentra en la planta baja o en el piso superior. Este problema se enfatiza si hablamos de casas especialmente grandes o con distribuciones complicadas.

Con una visita 360º, el usuario puede desplazarse por los distintos lugares del inmueble con una gran libertad, pudiendo explorar, volver sobre sus pasos, descubrir a su ritmo cada rincón… Ofreciendo una experiencia espacial mucho más parecida a visitar un inmueble que las tradicionales fotos o vídeos inmobiliarios.

Los Tours 360º mejoran la efectividad del anuncio.

Carecer de una visión global de la casa la despersonaliza. Tras ver fotografías de distintas casas, además, el cliente termina con un galimatías mental de fotos relativamente inconexas en el que puede no tener muy claro a qué inmueble se correspondía cada habitación, y hace que el potencial comprador pierda interés.

La experiencia de una visita virtual afianza el recuerdo de dicha experiencia, y por tanto de nuestro anuncio o publicación.

Problemas de las visitas 360º

Esta nueva forma de mostrar inmuebles y entornos no viene sin inconvenientes. Aunque sus ventajas compensan sobradamente las debilidades, no está de más conocerlas.

Audiencia poco acostumbrada.

Ante todo, nos encontramos con un modo de visualización diferente a los tradicionales vídeos o fotos, y exige interactividad con la visualización (explorar cada fotografía en 360, clicar en el punto que queremos visitar…). Aunque para los nativos digitales la adaptación es tremendamente rápida, no es raro encontrarse con personas a las que les cueste un poco comenzar a desenvolverse en estos entornos digitales, algo a tener en cuenta si ofrecemos este material a personas de cierta edad.

La experiencia inmersiva depende del dispositivo.

Y es que un mismo tour se puede ver en ordenadores (con o sin gafas de realidad virtual), tablets, móviles… Dependiendo del software con el que se realice el tour y de cómo se realice, algunos modos de visualización ofrecerán una mejor experiencia que otros, por lo que siempre es recomendable que al crear un tour 360º lo visualicemos desde distintos dispositivos para asegurarnos de que la experiencia es correcta en todas las situaciones posibles.

Los tours 360, territorio online.

Para explicar este inconveniente tenemos que explicar antes en qué consiste de manera simplificada un tour 360:

Un tour 360º es una serie de fotografías en 360º conectadas entre sí: en cada fotografía 360 puede haber varios puntos donde clicar que nos llevarán a la siguiente estancia, a otro extremo de la habitación, etc. Para hacer estas conexiones entre fotos requerimos de un software especial, normalmente a través de servicios online. Para visualizar un tour ya creado, tenemos que visualizarlo en la misma web del proveedor del servicio de edición. 

En otras palabras: un tour 360º no suele ser un archivo como puede ser una fotografía en .jpg, un audio en .mp3 o un vídeo en .avi, que puedas descargarte, llevar en un pen drive y reproducir en un equipo cualquiera usando un reproductor. Al no haber un formato estandarizado, no hay programas estandarizados para visualizarlos, y aunque los hubiera, sería raro que todas las personas los tuvieran instalados en sus equipos. En su lugar, en estos servicios podemos obtener el enlace para visualizarlo e incluso obtener el código html para insertar el tour en nuestra web. 

A nivel de experiencia de usuario esto es muy cómodo (básicamente requiere un dispositivo con conexión a internet), aunque como creador te limita la posibilidad de ofrecer esta experiencia de manera offline y te deja en una posición vulnerable si en un futuro el proveedor deja de ofrecer el servicio, si hay cambios de condiciones, en caso de caídas de servidores, etc.

¿Las visitas 360 sustituyen a las visitas reales?

Ya hemos repasado las bondades y dificultades de los tours 360. A pesar de las grandes oportunidades que nos brinda esta tecnología, la respuesta corta es no. No es recomendable comprar o alquilar una casa o local sin haber estado en él antes, porque aún no se ha inventado la herramienta que supere comprobar estas cosas de manera empírica.

No obstante, los tours 360 son una herramienta casi insuperable para mostrar de manera preliminar todo lo que un inmueble puede ofrecer, comunicar mejor con los interesados y transmitir la esencia de la vivienda.

1 Comentario

  • Sara Llanos on 23 diciembre, 2020

    Un artículo muy útil para hacernos una idea de como han cambiado estos sectores a causa de la pandemia. Gracias por compartirlo, me parece una solución estupenda.

Leave a Reply

*

Abrir chat
¡Obtén una respuesta rápida!