"> Cómo comprar un dron de segunda mano y no morir en el intento (guía) - Dron Profesional

Cómo comprar un dron de segunda mano y no morir en el intento (guía)

Phantom 3 DJI

Cómo comprar un dron de segunda mano y no morir en el intento (guía)

Cómo comprar un dron de segunda mano y no morir en el intento (guía)
5 (99.01%) 222 vote[s]

Ofrecemos diez consejos útiles que querrás tener en cuenta a la hora de lanzarte a comprar un dron de segunda mano.

Comprar un dron siempre supone un desembolso económico considerable, y la incertidumbre de en qué estado estará el dron que queremos comprar de segunda mano puede desincentivarnos a correr el riesgo. No obstante, los problemas que puede dar un dron suelen estar siempre relacionados con un uso o cuidado inadecuados, y no tanto con el desgaste propio del mismo.

A pesar de ello, el mercado de segunda mano puede abrirnos la puerta a buenas oportunidades. Optando por el dron de segunda mano adecuado podremos ahorrarnos un dinero interesante respecto a lo que costaría un modelo a estrenar.

En esta guía damos algunos consejos para que, si estás planteándote la adquisición de un dron y valoras hacerte con uno de segunda mano, puedas hacerlo con la mayor seguridad posible.

Sigue estos pasos y podrás ahorrarte dinero arriesgándote lo mínimo posible en la compra de tu “nuevo” dron.

Antes de quedar para probar y comprar el dron:

  • Infórmate sobre qué dron es el más apto para ti:

Es importante que conozcas qué modelo de dron es el que más se ajusta a tus necesidades. En la actualidad, DJI (el fabricante de drones que abarca mayor cuota de mercado) comercializa drones del segmento prosumer con altísimas prestaciones y precios que pueden rondar los 1000€-1500€. Aunque son drones muy orientados al consumidor por ser fáciles de volar y tener unas prestaciones espectaculares, el precio de entrada es bastante elevado. ¿De verdad vas a necesitar grabar en 4K a 60fps, tener zoom óptico, formato h265 o una profundidad de color de 10 bits? Ten en cuenta que muchos profesionales trabajamos a diario con estos drones, y aunque son de formato pequeño y fáciles de usar, muchas de sus características están orientadas a un público profesional. Si tus necesidades son más discretas tal vez puedas tener un dron algo más antiguo que se adapte mejor a ti y que no te suponga una inversión tan elevada.

Jugamos con un punto a nuestro favor si pretendemos adquirir un dron de segunda mano, y es que con modelos de uno o dos años de antigüedad tendremos a nuestra disposición infinidad de datos sobre sus características, rendimiento y problemas reportados por los usuarios en internet. Además, la tecnología de los drones avanza tan rápido que hay drones magníficos a precios geniales simplemente porque se han quedado desfasados en algún aspecto técnico que tal vez no sea tan importante para ti. Modelos DJI antiguos de la gama Phantom o el Mavic Pro original son grandísimos drones que hace muy poco se usaban de forma profesional (y se pueden seguir usando). Si los consigues de segunda mano  pueden darte un rendimiento excelente. Eso sí, antes de lanzarte a por un modelo especialmente antiguo es buena idea asegurarse de que se siguen comercializando baterías y repuestos para él.

  • Busca alternativas reacondicionadas:

Si estás leyendo esto es porque quieres ahorrarte un dinero, pero también quieres ahorrarte los quebraderos de cabeza que supone escoger un dron de segunda mano y asegurarte de que éste está en perfectas condiciones. Ten en cuenta que muchos fabricantes ofrecen drones reacondicionados a buen precio que, aunque no son nuevos, cuentan con las mismas garantías y servicio posventa que un dron comprado completamente nuevo. Si aún así prefieres ir a por un dron de segunda mano, es bueno tener como referencia lo que cuesta ese mismo dron reacondicionado para que el vendedor no se suba a la parra con el precio. A continuación te facilitamos unos enlaces por si te interesa adquirir un DJI reacondicionado:

mavic pro reacondicionado

phantom 4 reacondicionado

  • Compara precios y sospecha de las gangas:

Este punto es tan básico que realmente es absurdo tener que explicarlo, pero nadie regala nada. Nunca. Una vez hayas tanteado el terreno y escogido uno, dos o tres modelos de drones que se ajusten a lo que necesitas, busca en el mercado de segunda mano: hay infinidad de portales online de compraventa de bienes de segunda mano, así que deberías tenerlo fácil para ver en qué rango de precios se mueven los drones de tu elección. Si encuentras alguno mucho más barato es un indicativo de que el dueño quiere librarse de él cuanto antes y que no espera sacar de él demasiado. ¿Por qué? Seguramente no te interese averiguarlo por ti mismo.

  • Habla con el propietario por teléfono:

No pierdas la ocasión de hablar por teléfono con el vendedor. Además de plantearle cualquier duda que puedas tener, en este momento debes asegurarte de que el día que vayas a ver el dron estará prevenido respecto a lo que vas a pedirle:

  • Averigua si es profesional o aficionado.

El profesional tiende a cuidar más de su herramienta de trabajo porque es con lo que se gana la vida, y es más probable que quiera vender su dron simplemente para actualizarse a un modelo más moderno con mejores especificaciones. El aficionado, por el contrario, puede querer venderlo porque no le dé realmente el uso que esperaba y el dron esté cogiendo polvo en una estantería (el síndrome GoPro) o porque el dron haya sufrido mal trato y no esté en buen estado. No te envalentones si estás seguro de que es el primer caso, ya que aunque el dron esté como nuevo las baterías LiPo de los drones son delicadas, y haber tenido un almacenaje incorrecto durante mucho tiempo puede reducir su vida útil.

  • Hazle saber que vas a necesitar facturas; no sólo de compra, sino también de reparaciones y de revisiones. Así te ahorrarás el paseo en vano si te desplazas a ver el dron y al vendedor se le ha olvidado llevarlas.

Con la factura de compra, asegúrate de que los números de serie coinciden y de que el dron que compras es realmente el dron que el propietario dice vender.

Las facturas de mantenimiento y reparaciones te darán información muy útil de la vida que ha llevado el aparato. Los drones destinados a uso profesional deben someterse a revisiones periódicas. El dueño seguramente guarde las facturas y los resultados de dichos informes. Un dron con una antigüedad de dos años y dos revisiones favorables da mayores garantías de estar en perfecto estado.

  • Plantéale la posibilidad de obtener los flight logs del dron. Para esto necesitarás un portátil, conexión a internet, algo de tiempo y seguramente pagar por un programa especializado. Al hacerlo estarás accediendo a sus datos de vuelo; así que está bien que el vendedor esté prevenido de antemano. Como es un paso más complejo lo detallaremos más adelante.
  • Queda con él en algún lugar donde puedas probar el dron. Lo ideal es que sea en una zona abierta y lejos de todo aeropuerto, así que si vivís en ciudad es bastante seguro que os tengáis que desplazar. Aunque es algo a lo que puede poner pegas, es muy importante para ti.

Si tras esta conversación por teléfono te sientes cómodo y no ha habido sorpresas, estarás listo para concertar hora y lugar. Felicidades, porque ya estás listo para quedar con el vendedor.

Una vez hemos quedado con el comprador:

  • Pregunta, pregunta y pregunta:

No tengas miedo de preguntar: alguien honesto y con nada que ocultar respecto al producto que vende debería estar deseando contestar a todas tus dudas. Puedes examinar su comportamiento y sus respuestas para evaluar si el vendedor te da “buena espina” o si parece que intenta ocultarte algo.

  • Fíjate en el estado visual de la aeronave:

Un dron puede haberse llevado algún golpe y no sufrir mayores percances. También puede darse el caso opuesto: que un dron se haya llevado golpes pero le hayan reparado o cambiado el casco, y tener buena apariencia exterior. En cualquier caso, la presencia de grietas, golpes o arañazos en su casco es signo inequívoco de que se ha llevado algún golpe.

Por otra parte, las hélices de los drones suelen ser lo primero en romperse en un impacto. La mayoría de drones se venden nuevos con dos juegos de hélices. Si el vendedor sólo tiene uno o tiene juegos fabricados por terceros, puede significar que el dron haya sufrido colisiones en algún momento.

Por último, un vistazo te servirá para comprobar si la lente de la cámara tiene cualquier tipo de arañazo o desperfecto.

  • Haz una prueba manual de los motores:

Es una prueba sencilla y efectiva: coge el motor entre tu dedo pulgar y tu dedo corazón, y hazlo girar con fuerza prestando atención al sonido, que debería ser un silbido suave y uniforme. Repite el proceso con cada motor, puesto que todos deberían sonar igual. Si alguno no suena como debe, puede ser fruto de algún accidente o del desgaste, y es indicativo de que el motor no se encuentra en perfecto estado. Si un motor falla en pleno vuelo, el dron entero irá al suelo, y en ese caso el dron roto podría ser la menor de tus preocupaciones.

  • Realiza una prueba de vuelo:

Un vuelo de unos pocos minutos debería ser suficiente para que te hagas una idea de cómo funciona el dron. Presta especial atención al gimbal y su funcionamiento, ya que es uno de los elementos más delicados y con una reparación más cara. Fíjate también en si el dron hace movimientos extraños no atribuibles al viento. Si hay muy poco viento y te sientes confiado, puedes incluso probarlo en modo Sport y volarlo unos metros en distintas direcciones. Con el modo Sport el sistema GPS se desactiva, por lo que el dron queda a la merced de su mecánica, y podrás ver si tiende a cabecear de algún lado en concreto a pesar de su posición respecto a la dirección del viento. Eso sí, ten en cuenta que este modo de vuelo es más complicado, así que si no te sientes plenamente cómodo o no tienes experiencia previa es mejor no correr riesgos.

  • Comprueba los Flight Logs:

Este paso es un poco más farragoso, pero puede ser muy útil: los drones modernos almacenan en su memoria interna muchísimos datos sobre los vuelos realizados. Como es una memoria de tamaño reducido, éstos datos se van sobreescribiendo, pero siempre tendrás disponibles los datos de los últimos vuelos.

Acceder a ellos e interpretarlos requiere de programas que frecuentemente son de pago, así como subirlos a servidores de sitios online, llegando a pesar algunos de estos archivos varios cientos de megas, por lo que es muy probable que no puedas hacer un estudio pormenorizado de los vuelos de un aparato antes de comprarlo.

Aunque la información de éstos es muy completa y podremos saber dónde se ha volado, qué tipos de vuelos se han realizado, si el piloto es más o menos temerario, etc., si tenemos la oportunidad debemos prestar especial atención al estado de las baterías, las alertas recibidas por los sensores o sobre algún tipo de malfuncionamiento y, lo más importante, si algún vuelo ha terminado de forma abrupta, puesto que esto será señal inequívoca de que el dron ha tenido un accidente.

Los archivos de vuelo se pueden interpretar utilizando https://app.airdata.com/, un recurso gratuito para mostrar la información más básica, donde además hay muchísima información disponible que te ayudará a exportar e interpretar estos archivos.

  • Firma un contrato de compraventa entre particulares:

Por último, este paso te cubrirá las espaldas frente a imprevistos desagradables, permitiéndote rescindir la compra en caso de vicios ocultos. Esto es recomendable para cualquier cosa que compres de segunda mano cuyo importe ascienda a cierta cuantía. Además, será importante también para el vendedor, puesto que en el caso de que tú hicieras un Gatwick y las autoridades encontraran el dron con su número de serie, él podría probar que éste ya no es de su propiedad.

Este es nuestro particular decálogo para comprar un dron de segunda mano con todas las garantías posibles. Es un proceso un tanto más enrevesado que simplemente quedar con un desconocido y pagarle X por su dron, pero hacer este esfuerzo extra es infinitamente mejor que comprar un dron en mal estado y tener que comértelo.

Por supuesto, todo esto son consejos sacados en base a nuestra experiencia en el mundo de los drones. Puede haber otros consejos muy útiles que se nos hayan pasado. ¿Quieres compartir los tuyos? Estaremos encantados de recibirte en la sección de comentarios.

Posts Relacionados

About The Author

Dronprofesional

No hay comentarios

Dejar una respuesta

*