Tutorial de realización audiovisual con drones

dron audiovisual

Tutorial de realización audiovisual con drones

Algunas nociones básicas

Desde que los drones se popularizaron parece que hemos entrado en una fiebre desmedida por utilizar estos aparatos para grabar en cualquier circunstancia. Algo que en parte nos enorgullece al pensar que hemos podido aportar nuestro pequeño granito de arena, pero…

¿Son los drones la mejor solución ante cualquier circunstancia?

Pensar que sí sería como afirmar que hay un tipo de coche, por ejemplo, que es el mejor para absolutamente todo. Obviamente un deportivo no es la mejor opción para ir campo a través, y un coche compacto puede ser más versátil que un todoterreno a la hora de circular y aparcar por la ciudad.

De la misma manera, en este tutorial de realización audiovisual hemos de considerar que el objetivo de los profesionales del audiovisual es muy sencillo: contar cosas. Ya sea una historia narrativa, una noticia, un publirreportaje, un videoclip… Y para contar estas cosas nuestra herramienta son los planos.

Puede parecer un concepto muy básico, pero muy a menudo la gente muestra cierta confusión respecto a la nomenclatura de ciertos componentes del lenguaje audiovisual. Tomemos como ejemplo una película para desgranar los elementos que la forman.

El núcleo de todo, el elemento más básico y más pequeño es el fotograma o frame; que es lo que vemos cuando pausamos la película y vemos una imagen fija, una fotografía. Análogamente podríamos decir que un fotograma es a la película lo que una letra es a un texto entero.

Igual que varias letras agrupadas forman palabras, cuando juntas varios frames da lugar a un plano, que es todo lo que vemos entre corte y corte. No debemos confundir plano con toma, ya que una toma es todo lo que la cámara graba desde que se presiona el botón rec hasta que se detiene la grabación. La toma es, por así decirlo, la materia prima a partir de la que se edita el plano que vemos en pantalla, y para lograr un plano puede ser necesario grabar varias tomas.

Aclarado el concepto plano, seguimos: todos los planos que se suceden consecutivamente manteniendo la coherencia de tiempo y de lugar forman una escena. Por ejemplo: nuestra protagonista discute con su pareja en el salón de su casa por la noche. Todos los planos que lo componen forman parte de esa escena.

Uno de los problemas del concepto de escena es que narrativamente no tiene mucho sentido hablar de escenas. ¿Por qué? Porque si en medio de la discusión la protagonista va al baño a aclararse la cara para despejarse antes de seguir con la discusión, entonces la escena del salón termina y tenemos una nueva escena en el baño, aunque narrativamente lo lógico sería pensar que sigue siendo la misma escena porque sigue formando parte del mismo todo, que es la discusión.

Esto tiene un por qué, y es que aunque para el espectador este cambio de escena sea muy sutil (al fin y al cabo está pasando la misma cosa) a la hora de grabarlo implica cambiar de localización, decorado, maquillaje… Y para facilitar las tareas de producción la industria ha concluido que cada cambio de decorado o localización ha de venir dividido en el guion (escrito) con su propio encabezado, dando lugar a lo que entendemos por escenas.

En realidad estas secuencias de escenas con una misma unidad dramática se llaman, precisamente, secuencias, y siguiendo con nuestra comparación serían los párrafos de nuestro texto.

¿Por qué la parrafada? Para empezar, porque un poco de cultura general nunca viene mal, además de que ahora no le dirás a tu cuñado el cámara que una toma del clásico de turno te parece espectacular cuando en verdad querías decir plano, ahorrándote que él mismo te dé la charla que acabas de leer.

Ahora en serio, también era importante desgranar estos conceptos a la hora de entender qué se puede (o debe) hacer con un dron. No quiero con estos consejos desalentar a nadie. En el audiovisual, en el cine y en el arte se enseñan técnicas, métodos y normas inviolables que sirven como marco con el que trabajar. Costumbres y trucos que se ha demostrado que tienden a funcionar, por así decirlo. Sin embargo transgredirlos no es necesariamente malo, no conlleva necesariamente un fracaso. Sólo rompiendo las normas se ha llegado a evolucionar hasta el lenguaje audiovisual con el que nos entendemos ahora. ¡Qué diantres! Si no nos atreviéramos a romper las normas nunca se nos habría ocurrido acoplar una cámara a un cacharro y ponerla a volar, y si nunca nos saltáramos las reglas ni el cine ni el arte existirían.

Todo esto no quita que sea muy útil conocer muy bien las normas –lo que funciona- para saber con fundamento cuándo vale la pena saltárselas.

¿Qué tipos de planos son los mejores para grabar con dron?

En nuestra trayectoria como operadora de drones hemos recibido numerosas solicitudes para realizar vídeos enteramente con dron, y aunque la inclusión de planos aéreos es un recurso muy valioso que aumenta notablemente el valor de producción, vale la pena pararse a pensar un minuto: ¿tiene sentido hacer una pieza solo con dron?

Del amplio abanico de posibilidades de planos, resulta muy limitante tomar únicamente planos aéreos con dron. Aunque los drones actuales tienen mucha estabilidad, no se pueden comparar a la estaticidad que ofrece un trípode. Por supuesto, tampoco es seguro volar los drones muy cerca de tus actores, y la ley (y el sentido común) te marcará numerosas circunstancias bajo las que no deberías utilizar un dron, ya sea por climatología adversa, por estar en espacio aéreo controlado, etc.

Y cinematográficamente hablando, una de las mayores trabas de los drones es que es muy raro montar teleobjetivos en estas cámaras, puesto que son lentes muy pesadas y difíciles de llevar, por lo que automáticamente te hace renunciar a un montón de posibilidades en cuanto a tamaños de plano, composición y sujetos a filmar. Los drones aplicados al sector audiovisual son un recurso precioso y muy valioso que brinda muchísimas opciones a una industria ya madura en todos los aspectos. Sería absurdo por lo tanto limitarse a utilizar únicamente uno de los recursos a nuestra disposición, como son los drones.

¿Significa esto que no debas grabar tu película únicamente con dron? En absoluto, pero nuestro consejo es que las decisiones que tomes al respecto estén meditadas, justificadas y tengan un sentido. En definitiva, que sirvan a un propósito, como puede ser la narrativa, más que ser la opción elegida porque los drones están de moda.

Es por eso que desde nuestra experiencia queremos proponer una serie de tipos de planos aéreos que siempre funcionan en una producción.

También te puede interesar: Alquiler de drones, ¿con o sin piloto?

¿Qué planos podemos convertir en planos aéreos?

Establishing shot.

Rachel, Monica, Phoebe y Ross ríen ante una ocurrencia tonta de Joey en el Central Perk. Cortamos. Mientras tanto, ya entrada la noche, Chandler se pierde una velada con sus amigos por estar en su oficina trabajando frente al ordenador. ¿Cómo pasamos de una escena a otra? Pasar de un plano de los amigos en la cafetería a un plano de Chandler tecleando algo sería tremendamente desconcertante; una sensación que normalmente no queremos transmitir; menos aún en una sitcom. Afortunadamente contamos con uno de los recursos más extendidos desde que existe el cine: el establishing shot.

De esta forma la secuencia queda como sigue: plano de los Friends en el sofá, corta a: un plano de la fachada de un edificio de oficinas, corta a: plano de Chandler tecleando.

Planos aéreos establishing shot

Este plano sirve para entender dónde está transcurriendo la acción

Ese plano del edificio, tan obviado ante los ojos del espectador, es el establishing shot que sirve como transición y que, como su nombre indica, ubica la acción que va a tener lugar.

Es un tipo de plano que, además de ser esencial, se puede beneficiar enormemente de las dos grandes ventajas que ofrecen los drones respecto a grabar un plano general con una cámara al uso.

Primero, nos permite cambiar la perspectiva. Es sorprendente cuánto puede ganar un objeto si se contempla desde un lugar del que no estamos acostumbrados. Un mismo sujeto, elevando seis, diez, veinte metros la cámara y… magia. Segundo, nos permite añadir movimiento a planos que anteriormente tenían que ser estáticos.

Esto último nos permite asimismo introducir dos variantes al establishing shot, que llamaremos establishing in, en la que podemos partir desde lejos y acercarnos al sujeto en cuestión, y establishing out, donde podemos partir desde un sujeto a cuerpo entero, por ejemplo, y alejarnos para clausurar la secuencia o incluso la producción creando un efecto fantástico.

Plano descriptivo del entorno

Cuando el sujeto no es una persona, sino un lugar o un acontecimiento, coger altura es muy útil para capturar todo aquello que no abarcaríamos con el ojo humano –o con una cámara a la altura del ojo-. Este tipo de plano es especialmente útil para documentales, reportajes, videoclips… En uno de los vídeos que publicamos en la entrada dedicada a vídeos aéreos de la provincia de Guadalajara ,  describíamos lo perjudicado que está el embalse de Entrepeñas a consecuencia de la sequía y del trasvase Tajo-Segura. Podéis comprobar que la impresión no habría sido la misma de no haber contado con planos aéreos.

Planos aéreos descriptivos

Este plano nos sirve para mostrar un lugar, en este caso el embalse de Entrepeñas

Plano de acción

Cualquier escena que implique un gran despliegue de medios – vehículos, peleas, explosiones es susceptible de ser idónea para tomarla con dron y crear espectaculares planos aéreos.

Planos aéreos de acción

Plano de seguimiento

El rey del mambo y el que todos quieren hacer: un todoterreno, un pony, unas bicis, un runner, o quien sea circula por un camino y el dron sigue este movimiento. Aunque es un plano impresionante, siempre plantea dificultades extra puesto que implica coordinar a la perfección la velocidad y la dirección del movimiento del dron con la del sujeto, así como el movimiento de la cámara.

Planos aéreos de seguimiento

Podemos seguir vehículos con nuestro dron

En general…

Y nunca mejor dicho, en general, podemos ver un patrón que se repite en todos los planos aquí citados… Todos ellos son planos generales. Esto es: planos en los que el sujeto aparece lejos de la cámara, el entorno cobra más importancia, y suelen utilizarse especialmente para presentar escenas, dando paso a planos más cerrados a medida que nos adentramos en el desarrollo de la secuencia. Cuando tengáis una idea para grabar nuestro consejo es que planeéis ser relativamente conservadores tendiendo hacia lo seguro, y que os cubráis las espaldas utilizando cada herramienta (tipo de plano) adecuada a su circunstancia, para aportar así mayor riqueza a la producción.

Planos aéreos generales

Un plano general siempre es más espectacular con dron

Al final, como dijimos antes, las normas no son sino sugerencias. Testadas y probadas mil veces, sí, pero sugerencias al fin y al cabo. Nuestra sugerencia es que grabar con dron algo que normalmente no grabarías con un plano general no suele ser buena idea, y por el contrario los planos generales suelen ganar espectacularidad hechos con dron.

Con todo esto en cuenta os animamos no obstante a probar, experimentar… Las reglas están para romperlas, sólo así se consigue innovar y hacer algo puramente único y especial.

Esperamos que este tutorial de realización audiovisual enfocado a saber sacar el máximo partido a vuestro dron os resulte útil y que nada se interponga en vuestras ganas de crear, ni que jamaś perdáis las ganas de volar con él plasmando la belleza que os rodea en emocionantes vídeos aéros.

Posts Relacionados

About The Author

DronProfesional

1 Comentario

  • Eneko on 17 noviembre, 2018

    Un artículo muy interesante, para la gente, que se está iniciando en el mundo de los drones, sobre todo para hacer sus primeras capturas, todas las sugerencias son bien recibidas.

Dejar una respuesta

*