"> Autel toma la delantera en su duelo de patentes con DJI

Autel toma la delantera en su duelo de patentes con DJI

dji mavic pro

Autel toma la delantera en su duelo de patentes con DJI

La guerra comercial entre EE.UU. y China se vuelve surrealista por momentos, y amenaza con asestar a DJI un duro golpe, patentes de por medio.

El juez jefe de derecho administrativo de la ITC (Comisión de Comercio Internacional) ha recomendado el cese de la importación de varios modelos de drones de DJI a territorio estadounidense, así como la retirada de éstos de las tiendas, a tenor de tres patentes registradas por Autel y por las que reclamó en 2018.

Las patentes por las que reclama Autel a DJI

  • En primer lugar, una patente del año 2011 (en plenos albores del mundo de los drones de consumo), que Autel registró para un sistema de vuelo por waypoints y sistemas que hagan al dron frenar en caso de detectar obstáculos en su trayectoria (lo que ahora conocemos como sistemas anticolisión).
  • Una patente del año 2016 (y válida hasta 2034) en la que se registraba un diseño de brazos plegables con motores en sus extremos, y un sistema de liberación rápida de las hélices armadas en estos motores.
  • Para terminar, una patente de 2018 para que los drones tengan baterías extraíbles.

Si bien la reclamación por las patentes del 2011 y del 2018 (esta última siendo especialmente ridícula) no han cuajado del todo bien, parece que es la patente del 2016 (brazos plegables y sistemas de liberación rápida de las hélices) la que este juez ha decidido tomar más en consideración.

En este sentido hay varias cosas claras : la patente existe en EE.UU. y es previa al Mavic Pro original, que fue el primer dron de DJI con brazos plegables. puede ser discutible el hecho de patentar un sistema por el cual los brazos del dron pueden plegarse a lo largo de su propio cuerpo, y hasta qué punto los diseños patentados por Autel se parecen a los drones de DJI (o viceversa). También es cierto que Autel aún no tenía ningún dron en el mercado. Sin embargo, la plegabilidad de los Mavic que se han vendido desde entonces utilizando este sistema es uno de los grandes reclamos comerciales de la marca.

Los modelos de DJI afectados directamente por esta acusación son: el Mavic Pro, Mavic 2 Zoom y Mavic 2 Pro, Mavic Air y Spark. Y esto no queda aquí, ya que Autel también está presionando para que también se retiren los Phantom 4 y los Inspire.

¿Es la retirada de drones de DJI una posibilidad real?

En principio no, y es que ha sido un solo juez el que ha revuelto tanto el gallinero. Para seguir adelante, la Comisión de Comercio Internacional tendría que ponerse de acuerdo al respecto, y aunque la reclamación de Autel llegara a pasar los tribunales de patentes, probablemente se vería frenada más adelante. No obstante, la pequeña victoria que ya ha conseguido Autel es tan sorprendente y el clima en EE.UU. es tan turbio que no podemos poner la mano en el fuego a estas alturas.

¿Cómo nos afectaría la retirada de productos de DJI en EE.UU. a los españoles?

Para empezar, en el peor de los casos esta es una decisión estadounidense que sólo afectaría de manera directa a su propio mercado, por lo que no tendría por qué afectar a estos drones, que ya llevan bastante tiempo diseñados, fabricándose y vendiéndose por todo el mundo, incluyendo España. Dentro de las fronteras norteamericanas podría ser otra historia.

No obstante, sí que supondría un varapalo de gigante en la economía de DJI, y no sería descartable que en un futuro (en el hipotético caso de que la demanda de Autel prosperara hasta el final), DJI tuviera que modificar sus diseños que tan bien están funcionando para volver a entrar en EE.UU.

Para terminar, estos conflictos rara vez se resuelven por la voluntad de un juez o tribunal, sino que lo más frecuente es que empresa demandada y demandante lleguen a un acuerdo económico. Puede ser una señal de que DJI tiene muy seguro que los jueces le darán la razón, pero de darse un acuerdo económico podría repercutir en un incremento de los precios de sus drones, por lo menos en mercado estadounidense.

En lo personal, somos muchos los que creemos que este comportamiento de Autel no beneficia en absoluto a la industria: cargarse a base de demandas a la competencia es un atajo frente a la innovación, y la competencia es lo que nos ha permitido poder realizar vídeos aéreos de calidad sin necesitar de helicópteros para ello, pero más sorprendente es la actitud de las autoridades estadounidenses aceptando patentes como la de que un dron pueda llevar o no baterías extraíbles… En pleno 2018. También es cierto que deberá llegarse hasta el fondo del asunto para ver si DJI llegó en algún momento a copiar diseños de Autel.

Mientras se resuelve este caso, seguiremos pendientes de qué próximos esperpentos nos depara esta guerra comercial en la que no puede salir ganando nadie.

About The Author

Dronprofesional

No hay comentarios

Dejar una respuesta

*

Abrir chat
¡Obtén una respuesta rápida!