Así han cambiado los drones el mundo en 2017 (Parte 1)

Drones salud

Así han cambiado los drones el mundo en 2017 (Parte 1)

Un repaso a diferentes estudios científicos realizados con drones en 2017

Aunque los usos de los drones de los que más solemos hablar en nuestro blog están relacionados con la grabación de imágenes aéreas, no queremos dejar de lado la infinidad de aplicaciones que poco a poco van apareciendo en la industria para estas máquinas tan revolucionarias. Este verano ya publicamos una entrada sobre qué nos deparaba el futuro en materia de drones, en la que hablábamos de la evolución de esta tecnología y de las nuevas aplicaciones que se les están dando o se les podría dar a los drones. Esta vez traemos un resumen de los estudios e investigaciones más rompedores que se han hecho a lo largo de este 2017, y son tan solo algunos de los ejemplos de innovación que no hacen sino invitarnos a soñar. Esta tecnología está ciertamente destinada a cambiar el mundo tal y como lo conocemos, y la revolución no ha hecho más que empezar.

Drones utilizados para la identificación de personas

Una posible aplicación de los drones por parte de la policía es ayudar en la búsqueda de personas desaparecidas, suponiendo que las secuencias capturadas por estas aeronaves proporcionen suficiente información para la identificación de la persona. Sin embargo, la toma de imágenes aéreas puede estar sujeta a muchas variables como la altura, la velocidad, puntos de vista desfavorables o condiciones ambientales impredecibles.

La primera investigación sistemática de identificación de personas a partir de tomas aéreas realizadas con dron fue realizada con un Parrot AR Power Edition equipado con una GoPro HERO 4 Silver. Este estudio revela que la identidad, el sexo, la raza o la edad de una persona desconocida pueden resultar difíciles de extraer de dichas imágenes, pero además apunta que es necesario realizar una investigación más extensa con más tipos de drones, mayor rango de dispositivos de captura y ampliación de imágenes, y una gama más amplia de condiciones de visualización. Esto sugiere un importante campo de estudio que puede resultar interesante de analizar manteniéndonos al día de los avances al respecto.

Drones para la búsqueda de personas

 

En la Revista Americana de Medicina de Urgencias se ha publicado un estudio que explora el uso potencial de drones en la búsqueda y localización de víctimas en un entorno de montaña, realizando una comparativa entre dos técnicas de búsqueda y rescate de las víctimas: la tradicional búsqueda y traslado de la víctima a pie frente a la búsqueda mediante dron y traslado con moto de nieve (técnica drone-snowmobile) en términos de tiempo de primer contacto con la víctima, llegando a la conclusión de que la búsqueda en un área amplia con el dron es mucho más rápida: tan solo 8,9 minutos de media en la búsqueda con el dron frente a los 57,3 minutos de media en la búsqueda a pie. En un área montañosa, en la que cada minuto cuenta de forma determinante a la hora de salvar una vida con amenazas como la hipotermia o posibles lesiones, utilizar el avance que nos aportan los drones puede ayudar a salvar muchas vidas, reduciendo costes y minimizando los riesgos a los que se exponen los equipos de rescate.

Por otra parte, este mismo jueves 7 de diciembre, el Instituto Tecnológico de Tokio ha presentado el prototipo del primer dron que podrá identificar lugares donde estén atrapadas personas bajo los escombros en desastres mediante un dispositivo compuesto por 16 micrófonos que detectan las llamadas de auxilio. Este dron será resistente al agua, generará un mapa tridimensional de la localización de la persona y convertirá los datos de audio mediante un software que permitirá distinguir la voz humana del resto de ruidos, incluido el sonido del propio dron.

Medicina forense con drones

Como ya sabemos, los drones ofrecen un acceso fácil y económico para la inspección en zonas remotas, lo que podría resultar de gran utilidad en la medicina forense para reconocer y recrear escenarios del crimen.

Este mismo mes de diciembre se publicó en la Revista Forense Internacional una investigación que tomaba como muestra casos de caídas cuyas circunstancias había que investigar, examinándolas postmortem. Se realizó una simulación de dichas caídas con maniquís, restos esqueléticos y sangre artificial, que documentaron después con un DJI Phantom 2 equipado con una cámara digital GoPro HERO 4.

 

El objetivo del estudio fue procesar las imágenes adquiridas con el dron con un protocolo de fotogrametría que genera modelos de estructura 3D de las localizaciones. Los resultados del estudio demuestran que la fotografía aérea basada en drones genera imágenes de alta calidad, muy útiles a la hora de construir modelos tridimensionales precisos a gran escala de una escena forense. Además, resultan útiles para la búsqueda de trozos de cadáveres que han podido caer lejos del cuerpo, y, en definitiva, para recrear las circunstancias del fallecimiento.

Durante lo que queda de mes seguiremos dando un repaso a algunos interesantes estudios para posibles usos de esta prometedora tecnología, así que si os ha parecido interesante no dudéis en volver a por más, porque esto no ha hecho más que empezar.

Posts Relacionados

About The Author

Dronprofesional

No Comments

Leave a Reply

*